viernes, 23 de abril de 2010

Variante de la foto.




Así es. La variante de la foto anterior respecto de la que ya conocíamos, que publicamos juntas en esta entrada, nos demuestra que siempre existe la posibilidad de que Coca-Cola nos sorprenda. La bandera de Andorra que porta Hodori, con escudo, no es de doble clip. La que no tiene escudo sigue la filosofía de la Olimpiada de Los Angeles y es un precioso broche, que formaría parte del cuadro general de países participantes.
Hasta la próxima, saludos cordiales, salutacions cordials, saúdos cordiais,
Tucho, Casa del Pin, La Coruña.

Seúl. Muy curioso.

Vamos a trabajar ...



Hola, queridos pinómanos, vamos allá :

Este pin, a la izquierda, de doble clip. viene a completar la serie de la ESCOLA D´ESQUI del Pas de la Casa-Grau Roig. Es el dorado. Junto con el plateado y el de cobre, cierran la colección. Me parecía difícil conseguirlo y, como suele ocurrir casi siempre, el azar lo puso en mis manos sin mayor esfuerzo. Y con él vino uno más de cobre. Es decir, tengo repetido para cambiar el de cobre, que es el más bonito para mi gusto.
En la foto de la derecha podéis ver cómo queda la hoja de escuelas y estaciones de esquí. La verdad es que me gusta.
Saludos cordiales, salutacions cordials, saúdos cordiais.
Tucho, Casa del Pin, La Coruña.

miércoles, 21 de abril de 2010

Soy un abuelo feliz, uno más ...


Hola, queridos amigos , buenas noches :

Así es : soy ya uno más del glorioso gremio de abuelos que llevan los bolsillos llenos de pañuelos de papel, toallitas húmedas, perfumadas, de todos los tamaños y algunas sábanas. Por aquello de se me cae la ... Eso que estáis pensando.
Bueno, la mano de Dios ha puesto en nuestras vidas la de Jimena para que siga su curso y nos haga un poco más felices. La niña es hija de mi hija la mayor, Lucía y de su chico, David. Llegó al mundo en Antella, una pequeña y hermosa localidad de Valencia, pesó casi cuatro kilos y se hizo de rogar para venir a este valle de lágrimas ... Afortunadamente todo se desarrolló bien y de nuevo nos acordamos de Dios para agradecerle su ayuda y este precioso e irrepetible bebepin, el primero de mi colección y espero que no sea el último.
Así que gracias a todos los que os habéis interesado por este parón obligado del blog, pues entre los viajes ( más de tres mil kilómetros en una semana ) la impaciente espera y las celebraciones he pegado un frenazo a la labor diaria de informar, aunque no de seguir en la brecha, que me ha proporcionado magníficos resultados. Ya los iremos viendo a partir de hoy.
A los que os he dejado un poco abandonados os pido sinceras disculpas y espero que podáis concederme perdón por este maravilloso lapsus.
Gracias de nuevo. Saludos cordiales, salutacions cordials, saúdos cordiais.
Tucho, Casa del Pin, La Coruña.