viernes, 29 de enero de 2016

Hablemos de coronas ...


   Hola, queridos pinéfilos, buenas tardes :

   Había quedado en la entrada anterior en que haría un pequeño comentario sobre las coronas de los escudos andorranos que se ven en los pines de nuestras colecciones. Solo voy a referirme a los escudos que lo son y dejaré de lado los escudos " turísticos ", que no son escudos ni tienen razón alguna de tener lógica ni respeto por los cánones heráldicos :


   Estos, los de la primera foto, no. Aquí se llega a " timbrar " ( es la palabra que en heráldica nos indica la insignia que se coloca en la parte superior del escudo para señalar el grado nobiliario de quien lo posee ) con corona real el " escut " del medio y con corona de príncipe el de la derecha, siendo más modesto el de la izquierda, que se queda en corona ducal.
   Bueno, vaya por delante que el escudo de Andorra oficial no está timbrado, es decir, no lleva corona, aunque podría llevarla perfectamente, en su condición de escudo de un Principado :

 
   Este es el modelo actual, que después de diversas vicisitudes y variantes ha vuelto a su origen, como podemos apreciar en el antiguo escudo de la Casa de la Vall, instalado en 1792, en el que se ven mis queridas vaquiñas ( cuartel del Condado del Bearn ) en actitud muy " irreverente ", como yo las tengo en mi más antiguo escudo, fabricado en Andorra por la casa Fornells :


   Casa de la Vall.


   Fabricado por Fornells, Andorra. El mío. Fijaos en las vaquiñas, que muestran el rabo a la mitra y báculo ( permitidme, por favor, el eufemismo ), como en la Casa de la Vall, situación que fue convenientemente corregida, se supone que por la autoridad del entorno del Copríncipe eclesiástico, poco amigo de tan delicada pose. Este pin tiene un cierre especialísimo, yo diría único, de pinza abatible :


   Bien, ¿ y las coronas ?
   Aquí vamos a ver tres, las más comunes :


   De izquierda a derecha, escudo con corona ducal ( es la más frecuente ), centro con corona de marqués y escudo con corona real cerrada, ambas menos comunes. Todas ellas inadecuadas :

   
   Corona de marqués, con cuatro florones ( se ven tres ) y perlas, en escudo de bandera, como el pin del medio de la foto. Inadecuada a todas luces.


   Corona ducal, con ocho florones ( se ven cinco ) y sin perlas, en el escudo de armas del Copríncipe eclesial. Como Copríncipe está en su derecho de timbrar el escudo con corona de príncipe, pues es su dignidad oficial. Interpretable.
   En suma, se usan coronas como atributo señorial, sin discernir mucho en su concepto heráldico.
   En conclusión, tenemos que aceptar que la mayor parte de los escudos oficiales no llevan corona, como podemos ver en la foto siguiente de mi colección de escudos de las instituciones más relevantes, policía, bomberos, aduanas :
  

   Aunque, en algunos casos, otras instituciones de diverso rango si usan coronas, pero de la misma suerte, como complemento no riguroso de sus propios escudos :

   
Corona ducal en el escudo del Esquí Club Andorra.


   Valls d´Andorra, corona de marqués.Vaquiñas " irreverentes "


   Pequeño escudo de aguja, con presumible corona ducal, poco definida y  con las misma vacas de rabo opuesto a mitra y báculo. La verdad es que me gustan mucho.
   Como es fácil que me haya equivocado en alguna de mis apreciaciones, honradas pero subjetivas, acepto desde este momento cualquier aclaración que pueda completar o definir términos que haya utilizado erróneamente, por lo que pido disculpas anticipadas. La heráldica es una afición incipiente e ilusionante,
pero no es sino un complemento más para la clasificación adecuada de los pines de la colección andorrana.

   Saludos cordiales, salutacions cordials, saúdos cordiais, bihotzeko agurrak.
   Tucho, Casa del Pin, La Coruña.

viernes, 22 de enero de 2016

Escudos, coronas y escuditos andorranos.



   Hola, queridos amigos, buenas tardes :

   Transcurridos el reciente impacto emocional y el descanso festivo, se hace necesario seguir con la vida normal y sencilla de todos los días, marcada, como no, por los acontecimientos pasados.
   Y es bueno y hasta necesario seguir adelante.
   Hoy traigo al blog la vitrina del Museo del Pin de Ansalonga denominada " Escuts d´Andorra ", la nº 83 :


  He tratado de ir completándola, como es habitual en mí. La foto correspondiente en mi colección sería la siguiente :





   Claro, hay sensibles diferencias. No tanto en cantidad, sino en concepto y clasificación. Es lógico que la foto del Museo se haya quedado " parada ", pues el Sant Miquel cerró sus puertas hace tiempo. Sin embargo, el concepto de escudo como tal era amplio y muy difuso. Si nos fijamos en los pines cuartelados del escut oficial del Principado, apreciamos que en la foto del Museo hay solo cuatro y dos son repetidos. Los demás son, incluso los más llamativos, con coronas heráldicas, reproducciones típicas de los motivos turísticos andorranos por excelencia : el isard, el esquiador, la montaña ... y más elementos característicos de la iconografía común a los recuerdos turísticos.
   Estas son las diferencias :
   Escudos oficiales de Andorra de diseños más antiguos, con coronas de diversa índole heráldica, coronas que no se corresponden con la realidad histórica, aunque no hay que ser ( y no lo soy ) puristas. Solo son pines.


   Y " escudos " que no lo son, aunque muestran las mismas características :


   En los que podemos apreciar los motivos turísticos típicos mencionados, añadidos a los cuarteles barrados, que les dan la apariencia de falsos heráldicos. Contrastemos :
   Son muy semejantes.


   Yo he añadido más escuts oficiales de épocas diversas y unas cuantas banderas, todas con escut menos una, que también figura en la foto del Museo, que podría ser sin problema del Chad, de Rumanía o de la república de Moldavia, países que comparten bandera semejante a la andorrana, cuando no lleva el escut característico que la diferencia.
   Para no extenderme mucho, otro día hablaré de las coronas, un tema siempre interesante.
   Saludos cordiales, salutacions cordials, saúdos cordiais, bihotzeko agurrak.
   Tucho, Casa del Pin, La Coruña.

jueves, 7 de enero de 2016

Me los han traído los Reyes Magos ... ¡ Oh !


   Hola, queridos pinéfilos, buenas tardes :

   Los Reyes Magos, que han estado presentes a lo largo de mi vida siempre por estas fechas, me han escuchado y especialmente el Rey Mikel ( que tienen muchos nombres estos Reyes tan especiales y llegan por mil caminos ) ...
   Hoy me he acercado al apartado de correos y ... ¡ vaya ! :  me había dejado un sobre con las dos carteritas de los nuevos " euros " catalanes, tanto los de la segunda serie de 2014 como la nueva de 2015 :


   Son muy semejantes a la primera emisión de 2014, salvando el título. En la primera ( foto de abajo ) se podía apreciar el título como " República Catalana ", que se ha cambiado al más genérico " Catalunya " en las dos siguientes :

 

    Nada se puede reprochar al acabado y presentación, que son impecables. Los contenidos han ido derivando desde las primeras monedas de " castellers ", de uno y dos " euros " a monedas del mismo valor facial diferenciadas. Ya hice aquí en su día el comentario de las dos primeras " carteritas " de 2014.
   La de 2015 se ocupa de personajes clave en la historia de Cataluña, con una referencia especial para el valor de dos " euros ", moneda dedicada al " President Lluis Companys " :


   Todos los diseños están perfectamente explicados en el contenido literario de la " carterita ", como se puede observar en la foto, ampliable con un simple " clic ", ya que la letra es bastante pequeña  :


   En suma, una maravillosa serie que, seguramente, tendrá continuidad en años sucesivos, hasta que la situación político-social determine su futuro. El presente es una indudable colección histórica, eso sí, sin valor de curso legal pero, sin duda, un logro artístico y un acontecimiento cultural de primer orden.
   Muy grato comienzo de año para la Casa del Pin, gracias a los reyes Mikel, Gaspar y Baltasar. Eskerrik asko, rey Mikel.
   Saludos cordiales, salutacions cordials, saúdos cordiais, bihotzeko agurrak.
   Tucho, Casa del Pin, La Coruña.