lunes, 18 de junio de 2012

Buenas noticias, gracias a Dios. Hoy es un gran día.



Hola, queridos amigos todos, buenas tardes :

Esta mañana, en este esperado y temido día 18 de junio, he recibido una de las noticias más importantes de mi vida reciente : estoy sano. Ya no hay evidencia de ningún rastro de mi enfermedad y vuelvo a estar limpio. Doy gracias a Dios y os lo comunico con alegría y esperanza. A partir de ahora, dentro de mi nueva vida normal, haré las revisiones que oportunamente me han impuesto los médicos, a los que, también desde aquí, pues ya lo hice antes, he de mostrar mi reconocimiento y gratitud. Y adelante. Volvemos a empezar.
Los milagros, con fe y los recursos de la medicina, el empeño de los profesionales
y tu propia confianza, existen.
Saludos cordiales, salutacions cordials, saúdos cordiais, bihotzeko agurrak.
Tucho, Casa del Pin, La Coruña.


No hay comentarios:

Publicar un comentario